dimarts, 7 de febrer de 2012

SEGURIDAD EN NUESTRAS CONEXIONES WIFI

Un porcentaje muy alto de hogares y el cien por cien de las empresas cuentan con conexión ADSL, suministrada por un operador de telefonía, y distribuida dentro de la vivienda mediante un router, a través de cables y conexiones inalámbricas wifi, en el primero de los casos la protección de la conexión es total, alguien que quisiera aprovecharse de nuestra ADSL, debería enchufar un cable en nuestro router, y llevarselo para su casa, cosa poco probable. Sin embargo ¿qué pasa cuando activamos la conexión inalámbrica WI-FI del router?, pues que nuestro ADSL, se lanza al exterior atravesando paredes y techos, y cualquiera podria conectarse a nuestra linea, si ésta no tuviera la protección necesaria.

¿Qué inconvenientes tiene que alguien se conecte anónimamente a nuestra ADSL?, pues que de entrada relantizará la conexión, el router wifi se comporta como un embudo, a más conexiones, menos velocidad en el tráfico de datos. Además y mucho más grave, es que se utilize nuestra señal para realizar hechos delictivos, cuando la policía demande a la compañia telefonía quien estaba conectado en tal sitio, tal día, a tal hora, la compañía os señalará a nosotros.
Para evitar estos inconvenientes, los routers wifi disponen unos sistemas de protección de acceso a través de una contraseña, pero no todos los sistemas son seguros. En general todos los operadores de telefonía ofrecen sus aparatos protegidos con claves del tipo WEP, las cuales son fácilmente pirateables con programas que circulan por internet, las más seguras son las del tipo WPA y WPA2, hoy por hoy prácticamente inviolables.

Por todo ello, es muy aconsejable que se cambie la contraseña que viene asignada con nuestro router, no es nada complicado, sólo hay que perderle el miedo a entrar en la programación de nuestro router. 


Tramuntel telecomunicacions





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada